Obstrucción vial reclama algunas soluciones administrativas simples

ED. El libre tránsito en la capital se ve afectado cada día, no sólo en horas pico, sino por el embotellamiento que provocan pequeñas averías en vías públicas, negocios mal ubicados y choferes. La solución de estos problemas no representa inversiones económicas cuantiosas sino medidas administrativas.

En un recorrido de periodistas de EL DÍA en diferentes calles y avenidas de la capital se confirmó que los tapones más significativos que se producen en vías concurridas se deben en gran medida a los factores señalados.

También, los talleres y repuestos en la popular calle 20 de Villa Juana y en la avenida José Martí dirección Villa María, vehículos diseminados por las aceras, limitan el espacio con que cuentan los transportistas y transeúntes, obligando a personas a caminar en medio de la calle, arriesgándose.

Obstrucción vial reclama algunas soluciones administrativas simples»Ahí mismo, en calle Barahona, eso es un lío todos los días, la gente se mete en vía contraria y todo eso», explicó Manuel Urbáez, residente en la zona.

Uno de los lugares en que ocurren estos casos es en la avenida Hermanas Mirabal, de Villa Mella, frente a la estación Mamá Tingó; es común que en horas de la mañana motoristas la tomen vía contraria, dirección norte-sur, «como un atajo”.

Hoyos

Otra de las causas que producen filas kilométricas de vehículos son los famosos hoyos. En la avenida José Martí casi esquina 27 de febrero, (frente al Centro Infantil San Vicente de Paúl), entre los toques de bocinas, vendedores ambulantes y movimientos de los transeúntes se formó un fuerte taponamiento. Por un simple hoyo.

Choferes indecentes

Los episodios tipo saga «Rápido y Furioso» que se presentan, son las competencias que encabezan choferes de guaguas cuando ven a otro en la misma dirección que ellos, o que, al vencer el tiempo indicado por el control de la ruta para llegar al punto señalado, aceleran el vehículo, sin ninguna consideración, olvidando que llevan seres humanos.

Ramón A. Guzmán

— Declaración

“Tenemos una dirección de inteligencia que recorre el país, le damos instrucción al subdirector general de operaciones para que fiscalice, se traslade donde están los infractores, con miembros nuestros y tomen la medida y correctivos de lugar”.

Titular de la Digesett reacciona en defensa

Solución El director general de la Digesett, Ramón Antonio Guzmán Peralta, en una exclusiva para EL DÍA, dijo que tienen supervisores divididos por áreas y zonas del país, que desde que detectan las infracciones en la vía pública toman los correctivos de lugar, fiscalizan a los conductores mientras otros lo notifican vía comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.