Odio y envidia

Por Ylonka Nacidit Perdomo. A. ¿Quiénes de nuestros políticos  se odian y se envidian, y se hacen irracionales adictos al  poder  por su deseo y contra su propio deseo, porque cumplen también las apetencias de su corte que se hace un  panal?

No juzguemos ni ensalcemos a los políticos, pero no olvidemos de ellos  sus cofradías sin límites, el uso de las rentas sin equidad que manejan, porque son doctores de la simulación. Su presencia  “altísima”  en todo el territorio nacional domina la moral, antimoral y amoralidad de este tiempo. Cada uno vive de la virtud del utilitarismo del pueblo, del universo macro del pueblo, de los desterrados a la ignominia de la ignorancia por el control  que hacen de sus “goces e instintos”  para  encenderle el  placer de  la vida sin preocuparse por el mañana.

  1. “EL PANAL DEL PODER”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.