OPS apoya a países de Centroamérica ante eventos meteorológicos

Washington, 17 nov (Prensa Latina) La Organización Panamericana de la Salud (OPS) refuerza hoy la respuesta sanitaria de algunos países de Centroamérica ante la emergencia por el paso de los fenómenos meteorológicos Eta e Iota.

 

‘Estamos apoyando la respuesta particularmente en Honduras y Guatemala, en la implementación de medidas de prevención de riesgos y cuidados para las circunstancias actuales’, aseguró en un comunicado Leonardo Hernández, del Centro de Operaciones de Emergencia de la OPS.

También enviaron a Nicaragua kits de protección personal frente a la Covid-19, con batas, guantes, mascarillas quirúrgicas, respiradores, gafas y protectores faciales, mochilas de emergencia y jabones.

Según detalló Hernández, el objetivo es proteger a la población, a los trabajadores de la salud, las instalaciones médicas, los equipos y suministros, proporcionando cooperación técnica y presentando propuestas para movilizar recursos. De esta forma, pretenden asegurar que la población de las zonas afectadas reciba la atención médica necesaria y promover, además, la prevención de enfermedades.

A inicios de este mes Eta azotó a Nicaragua como un huracán categoría cuatro para después debilitarse a depresión tropical antes de llegar a Honduras.

Durante su paso por Centroamérica, los fuertes vientos y lluvias dañaron parcial o totalmente infraestructuras como hospitales, escuelas, carreteras y sistemas de agua.

El gobierno de Nicaragua informó recientemente daños preliminares por valor de 172 millones de dólares, al reportar mil 890 viviendas destruidas y ocho mil 30 con daños parciales, además de afectaciones en 45 centros educativos y 16 unidades de salud.

En Honduras, el fenómeno meteorológico llegó como tormenta tropical y las intensas lluvias afectaron a más de un millón 800 mil personas con alrededor de 60 fallecidos.

Por su parte, el Centro de Operaciones de Emergencias en Guatemala detalló que se registraron 175 incidentes que dañaron a 26 mil 412 personas, ocho pobladores se encuentraban desaparecidos, 10 fallecieron y 22 incidentes afectaron las carreteras.

En el Salvador se reportaron más de mil 990 evacuados y un fallecido, además de precipitaciones entre 160 y 70 milímetros; mientras en Panamá hubo que albergar a más de 300 familias afectadas por inundaciones y deslaves.

Por otro lado, Iota se ha convertido en un huracán de categoría cinco y se prevé que traerá vientos catastróficos, marejadas ciclónicas y lluvias torrenciales potencialmente mortales a Centroamérica, alertó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

En este contexto, la OPS cumple su misión de trabajar con los países para fortalecer las capacidades del sector de la salud en materia de prevención, reducción de riesgos, preparación, vigilancia, respuesta y recuperación temprana ante emergencias y desastres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.