Ordenan detención de federales y militares en México por el caso Ayotzinapa

SPUTNIK.La Fiscalía General de México ha emitido 25 órdenes de detención contra policías federales y militares, a los que se les acusa de ser los autores materiales e intelectuales de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en el 2014. Además, se informó del arresto del primer policía federal que fue vinculado al proceso.

«Los responsables de la desaparición forzada de los 43 estudiantes están plenamente identificados y se les está procesando con toda legalidad», afirmó el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, en un mensaje en vídeo transmitido durante una ceremonia al cumplirse seis años del crimen.

Para Gertz Manero existen muchas pruebas de «manipulación» y «encubrimiento generalizado» que tuvieron lugar durante el Gobierno anterior: cámaras que dejaron de funcionar, radios que se apagaron, autoridades judiciales locales que ocultaron vídeos, detenciones arbitrarias y torturas masivas.

Las nuevas investigaciones, basadas en el análisis de 80 millones de comunicaciones telefónicas, de vídeos, documentos, restos óseos y declaraciones de funcionarios, informantes y testigos protegidos demuestran que los jóvenes quedaron «en medio de un choque de intereses de las fuerzas del narcotráfico» asentadas en la ciudad de Iguala, centro neurálgico de distribución de heroína o goma de opio que se produce en la Sierra de Guerrero.El fiscal general explicó que esa noche no solo hubo 6 muertos y 43 desaparecidos, sino que cerca de 80 personas fueron masacradas y ocultadas por los diferentes grupos delictivos y sus cómplices entre las autoridades. De hecho, desde que comenzó a buscarse a los 43, se han recuperado 245 cuerpos, de los que 22 han sido identificados, indicó el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal y principal sospechoso

El exfuncionario de más alto nivel que está prófugo y es considerado uno de los mayores responsables del encubrimiento, es Tomás Zerón, entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, a quien se busca por tortura y ocultación de desaparición forzada.

El fiscal general afirmó que Zerón obtuvo y se robó más de 1.000 millones de pesos (unos 50 millones de dólares) del presupuesto de la Procuraduría General de la República (PGR), que «sustrajo con varios cómplices, de manera fraudulenta, dentro de la Institución, y con la anuencia de sus superiores, como pago por sus infamias».

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, durante su encuentro con los familiares de los de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en el Palacio Nacional, el 26 de septiembre de 2020

A finales de 2016, el entonces presidente Enrique Peña Nieto, retiró a Zerón de la agencia de investigación, pero para darle un ascenso. Según Gertz Manero, Zerón huyó del país en 2019 con destino a Canadá, pero cuando se hicieron las gestiones de extradición ante ese país «huyó a Israel, país al que ya se le ha pedido su apoyo».

Giro clave en la investigación

La llegada al poder de la Administración del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, dio un giro a la investigación, cuando un tribunal ordenó reponer todo el proceso.

Con el nuevo Gobierno, se creó una Comisión de la Verdad, se hicieron una treintena de nuevas búsquedas —como en la que se halló el resto del segundo alumno identificado— y se iniciaron procesos clave contra dos funcionarios: el jefe de la policía ministerial federal por tortura y una detective por falsificación de documentos y ocultar información en un caso de desaparición forzada.

Pero uno de los grandes avances señalados por las autoridades es que se ha empezado a romper el cerco de impunidad que bloqueaba que hablaran testigos y personas involucradas.

«La investigación se encuentra en la etapa más compleja, estamos en el momento de la judicialización de las investigaciones y de la ruptura del pacto de silencio para esclarecer un crimen de Estado a seis años de distancia», afirmó el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

Pero el presidente AMLO se mostró convencido de lograr que se sepa «la auténtica verdad» y el paradero de los jóvenes.

«En pocas palabras, que haya justicia», sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.