Pensiones Especiales : Ilegales, discriminatorias e irritantes ?

Por: Lic. Pedro Tejeda, C P A

En toda ocasión en que el presidente de la república otorga alguna pensión especial, generalmente con jugosa suma de dinero, surgen expresiones de molestias de parte de muchos  otros dominicanos que han terminado su vida laboral  y hoy reciben, por el mismo concepto, irrisorios  emolumentos que no les alcanzan ni para adquirir la canasta familiar del primer quintil, así como de otros que ni siquiera eso reciben.  

Ese tipo de pensión especial la han concedido  los presidentes que hemos tenido desde hace un buen tiempo para acá.  Lo cierto es que el malestar que provoca es reiterativo,  sale a la luz cada vez que eso sucede.  Por qué se queja la gente ?,  es discriminatoria esa pensión especial ?  por qué se les otorga a unos y a otros no ?, por qué se les otorga a personas que ni empleados del Estado han sido alguna vez ?,  Por qué se les da, incluso, a personas que se supone son prosperas económicamente ?.

Para dar esa  pensión especial el presidente emite un decreto donde consta que lo hace amparado en el ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo 128 de la constitución.   Vamos a transcribir ese artículo.

Artículo 128.- Atribuciones del Presidente de la República.  La o el Presidente de la República dirige la política interior y exterior, la administración civil y militar, y es la autoridad suprema de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y los demás cuerpos de seguridad del Estado.  En los numerales de este artículo se especifican esas atribuciones, que no vamos a transcribir por razones de espacio, pero que invitamos a la lectura.  

El asunto es que no intuimos de ese artículo y sus numeralesatribuciones expresas dadas al presidente para conceder  tales pensiones especiales..  

Además, en uno de los Vistos del decreto se menciona el Art 57, veámoslo :

 Artículo 57.- Protección de las personas de la tercera edad. La familia, la sociedad y el Estado concurrirán para la protección y la asistencia de las personas de la tercera edad y promoverán su integración a la vida activa y comunitaria. El Estado garantizará los servicios de la seguridad social integral y el subsidio alimentario en caso de indigencia.

Si bien este articulo manda a proteger a las personas de la tercera edad, no así a dar pensiones especiales a artistas y  personas prosperas económicamente,  y menos  con recursos del Fondo de Pensiones y Jubilaciones,  pues este es un fondo especial para los jubilados del Estado,  constituido con sus aportes..

Tampoco aquí podemos deducir que se le confiera esa atribución al presidente.

Entonces, esas  pensiones especiales pudieran ser inconstitucionales..

En otro de los vistos figura la ley 379 del 1981 sobre jubilaciones y pensiones, que administra la Dirección General de Jubilaciones y Pensionados -DGJP-. Aunque el presidente no se fundamenta en ella para otorgar las pensiones especiales, si no, en el art 128, no obstante  debemos analizarla, ya que es considerada en el decreto y el dinero con el que se pagan las pensiones especiales es tomadodel fondo creado mediante la misma.

Esta ley tiene algunas debilidades, que consisten,  a nuestro entender,  en hacer recaer las categorías de jubilados y pensionados en la misma persona,  sobre lo cual no vamos a entrar en detalles en este momento, lo prometemos para otro artículo mas adelante.  

Esta ley tampoco habla de pensiones especiales, por el contrario, establece las condiciones, requisitos de tiempo y edad para ser beneficiario de la misma, así como la escala monetaria de la pensión a recibir, no siendo el monto de esta nunca mayor a ocho salarios mininos.

Resulta que esta ley aplica sólo para los empleados públicos, y en particular para aquellos que cotizaban a la misma hasta el mes de abril del año 2001, ya que a partir de esa fecha entró en vigencia la ley 87-01 que creó un nuevo Sistema de Seguridad Social en la república dominicana.

El Decreto  que concede pensiones especiales no establece las motivaciones por las cuales se conceden,   pero si fuere por el cese de la vida laboral como servidor público, perfecto, pero en este caso deben cumplirse los mandatos de la ley, como lo hacen los demás empleados, los no especiales, y recibir igual suma de dinero.. Por qué los no especiales tienen que cumplir con  el tedioso tramite, y esperar que la burocracia tome su tiempo, no igual los especiales ?

Ahora bien, si la pensión otorgada se hace por otras consideraciones, como la de artista, por ejemplo, entonces se estáviolando la ley 379-81, ya que estalo cubre a los servidores públicos.

En su artículo 2  la  ley  establece lo siguiente:

PARRAFO: En ningún caso el monto de la Pensión será menor al sueldo mínimo nacional vigente, ni mayor a la cantidad que resulte de la suma de ocho (8) de estos sueldos ni será gravado por ningún tipo de impuestos.  

La DGJP  aplica un salario mínimo de RD$5,015.15, aproximadamente, no el actual, que es de RD$10,000.00.  En consecuencia  el  emolumento máximo a recibir no debe ser, en ningún caso, mayor de RD$40,121.20, salvo que se esté jubilado de alguna entidad  blica con planes particulares, lo cual también es una discriminante aberración.  No sabemos los criterios tomados para determinar los montos que se dan mediante las pensiones especiales, pero sí sabemos que superan por muchos loque la ley dispone,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.