Presidente de Bolivia repone Ministerio de Cultura y designa titular a una mujer quechua

LA PAZ (Sputnik) — El presidente de Bolivia, Luis Arce, restituyó el Ministerio de Culturas, denominándolo además de Descolonización y Despatriarcalización, y designó ministra a Sabina Orellana, una dirigente campesina de origen quechua que llamó a no sentir vergüenza por los idiomas y otros valores ancestrales.

«Cumpliendo nuestra promesa, restituimos el Ministerio de Culturas, abriendo la presencia y participación de la rica diversidad plurinacional en la reconstrucción de nuestra dignidad y soberanía», dijo Arce tras tomar juramento a la nueva jerarca, cuarta mujer en su gabinete de 16 miembros.

El Ministerio de Culturas fue cerrado en junio por la presidenta transitoria Jeanine Áñez (2019-2020), arguyendo dificultades económicas, aunque colectivos de artistas y operadores culturales calificaron a la medida como un ataque político a los programas de inclusión social y descolonización del Gobierno de Evo Morales (2006-2019).

Arce dijo que el Ministerio de Culturas utilizará en parte fondos ahorrados con la fusión de los ministerios de Hidrocarburos y de Energía, y rechazó el argumento con el que Áñez cerró esa oficina.

«Los artistas nunca serán un gasto absurdo», sentenció en un acto previo a la posesión de Orellana, refiriéndose al calificativo de «absurdo» que la exgobernante dio a varios programas del pasado gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), entre ellos Culturas.

El mandatario llamó a desarrollar políticas culturales inclusivas de todas las naciones que integran Bolivia y aseveró que el colonialismo y el patriarcado «se basan en el establecimiento de relaciones desiguales e injustas» que es necesario revertir.

Orellana, dirigente de la Confederación de Mujeres Campesinas «Bartolina Sisa», se declaró orgullosa de sus raíces quechuas y advirtió que una de las tareas pendientes en Bolivia es la eliminación del racismo y la discriminación.»Debemos construir una patria descolonizada y despatriarcalizada, orgullosa de su raíces y su gran herencia cultural», afirmó.

En diálogo posterior con reporteros dijo que una de sus primeras tareas será tratar de poner fin a los grupos irregulares de ultraderecha que contribuyeron al derrocamiento de Morales hace un año y que denunciaron sin pruebas un supuesto fraude en las elecciones del mes pasado.

Esos grupos no son solo violentos, sino principalmente racistas, afirmó Orellana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.