Punta Catalina tendrá auditoría internacional

ED. Las vueltas que da la vida han sorprendido irónicamente al hoy pasado administrador de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina (CTPC), Jaime Aristy Escuder, quien ha tenido que entregar esa posición a un técnico al que había catalogado de “mentiroso y desfasado”.

Serafín Canario De La Rosa, posicionado ayer al frente de esa empresa por el ministro de Energía, Antonio Almonte, afirmó en junio pasado que la unidad 1 de Punta Catalina no pasó las pruebas “VEROPE” debido a que “nunca logró la operación en condiciones normales” como lo requiere esa prueba.

La afirmación, publicada el 24 de junio, fue el resultado de una auditoría realizada por el Grupo Canario, contratado para esos fines por la CDEEE, la cual, según la auditora, no le permitió realizar las pruebas a la unidad II, por lo cual se negó a recibir el pago total de su trabajo.

Cuando el Grupo Canario, el cual preside Serafín, publicó en los medios de comunicación sus hallazgos, Aristy Escuder desmontó por la misma vía, casi punto por punto, lo planteado en esa auditoría con datos técnicos y otros que apuntaban más a la degradación de la capacidad intelectual o la intencionalidad de Serafin Canario.

“El posterior comportamiento antiético del señor Canario demuestra que, además de ser incapaz de entender la tecnología de CTPC, tiene una agenda en contra de la principal generadora de electricidad de la República Dominicana”, señaló Escuder en un escrito publicado el pasado 29 de junio en un periódico local.

Un mes y medio después de ese pronunciamiento, mediante el decreto 351-20, el presidente Luis Abinader coloca la responsabilidad de administrar a Punta Catalina a la persona que Aristy Escuder cataloga de tener poca capacidad técnica para entender la teconología de las plantas de 752 megavatios.

Plantas será auditadas
A Serafín Canario De La Rosa le tocará demostrar si su empresa estuvo en lo correcto o no en cuanto a los parámetros de medición utilizados en su auditoría y sus resultados, y por lo visto está dispuesto a averiguarlo, ya que en el acto de traspaso de mando el Ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, anunció la decisión del presidente Abinader de hacer una licitación internacional a los fines de realizar una auditoría a la construcción de la citada planta, que se contrató a costo contractual de US$1,945 millones y terminó costando US$2,346 millones, incluido costo por trabajos adicionales y la compra del terreno.

De su lado, el ingeniero Canario pidió la colaboración de empleados y técnicos para hacer una labor efectiva.

Posiciones contrarias

Advertencia. La compañía, que preside Serafín Canario, advirtió que la operación insegura de Punta Catalina pone en peligro la seguridad del personal.

Seguridad. Aristy Escuder, quien estuvo por casi tres años al frente de la administración de las plantas, negó que estas plantas no cumplan con su capacidad.

Agua será aprovechada para energía. El expandir la capacidad de producción de electricidad a base de las fuentes hídricas será parte del plan estratégico de la nueva gestión de la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana(Egehid).

Así indicó Ángel Rafael Salazar Rodríguez, quien fue posisionado ayer como administrador de esta entidad.
Además dijo que también se plantea mantener el desarrollo de los mecanismos de producción de energía limpia a través de un uso eficiente del agua que producen las montañas del país.

“Haremos uso eficiente de las aguas aprovechables tanto por la caída natural de los caudales como mediante obras de ingeniería, en todo caso, con características adecuadas de sostenibilidad”, dijo Salazar antes de ser posesionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.