Retórica, pura y simplemente

Por Apolinar Veloz.

Las pruebas nacionales muestran una educación deficiente y la pobreza monetaria se incrementó a pesar de los subsidios sociales y la concentración de las riquezas en el país sigue en aumento.

Se esperaba que el presidente pronunciara un discurso que rompiera con la tradición política y que evitaría extensas descripciones de construcciones de obras, el otorgamiento de subsidios, tierra, exenciones y transferencias sociales.  Desafortunadamente, el presidente siguió la tradición, concentrándose en tres elementos: los subsidios del gobierno, la construcción de obras físicas y las interpretaciones erróneas de los efectos de las políticas económicas que aplica. Peor todavía, resulta que en su intervención faltó la definición del objetivo de desarrollo de su modelo de cambio y lo que logró durante estos dos años de gobierno.

 

Para paliar los aumentos de costos provocados por la pandemia y de la guerra entre Rusia y Ucrania, el gobierno subsidió los combustibles, la producción agrícola y las importaciones de ciertos rubros primarios como el trigo. En primer lugar, cabe aclarar que los combustibles no están subsidiados, ya que no se venden por debajo del precio de paridad de importación. Ahora bien, el gobierno no cobra el impuesto de 16% establecido por la Ley 495-06, dejando intacto los beneficios de los importadores, transportistas y distribuidores. Por otro lado, el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) aprobó dos resoluciones (la 07-13 y 365-bis-15) que aumentan el precio del gas licuado de petróleo (GLP en RD$40.0 por galón; o sea que, si se hubiese querido ayudar a los hogares más necesitados, se hubieran eliminado esas dos resoluciones. De manera que el gobierno mantiene beneficios excesivos en el caso del GLP y mejora sustancialmente las ganancias de los negocios de combustibles.

En el 2020, la inflación anual en este renglón de alimentos y bebidas no alcohólicas fue de 7.7%, según el índice de precios al consumidor calculado por el Banco Central (BC). Este elevado nivel de inflación se alcanzó a pesar del efecto a la baja que causó el cambio de base del IPC que realizó el BC durante ese año. No obstante, durante los doce meses del 2021, el cambio de base del IPC en ese renglón a enero-diciembre fue de 8.1%. En otras palabras, el aumento de la inflación en dicho rubro no consiguió el efecto que perseguía la política de subsidios agrícolas, aunque el presidente afirmó que los consumidores se han beneficiado de dicha medida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.