Se agranda el conflicto por la segunda vuelta en Ecuador

Por Marco Teruggi.SPUTNIK. Aún no se sabe quién irá a segunda vuelta en Ecuador. Guillermo Lasso y Yaku Pérez disputan ese lugar, y, mientras el primero pide esperar el 100% de las actas escrutadas, el segundo denuncia fraude, pide apertura de actas y afirma haber ganado sobre Andrés Arauz.

Dos días después de terminada la votación para las elecciones presidenciales y legislativas en Ecuador, aún no se sabe con certeza quién participará en la segunda vueltapresidencial que tendrá lugar el 11 de abril. El lugar está disputado entre dos candidatos: Guillermo Lasso y Yaku Pérez.

La prolongación de la incertidumbre ha sido por la demora en el computo definitivo de los votos por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) y una distancia ajustada entre ambos competidores. Si bien más del 99% de las actas ya fueron escrutadas, casi el 12% fueron calificadas como «con novedad», es decir aún por definir a quiénes irán.Así, en horas de la noche del 8 de febrero, el resultado, con 87,26% de actas computadas —es decir el total escrutado menos las actas con novedad—, arrojó 20,04% para Pérez, candidato por el partido Pachakutik, y 19.53% para Lasso, de la alianza CREO y el Partido Social Cristiano (PSC).

Pérez o Lasso se enfrentarán a quien obtuvo la mayor cantidad de votos: Andrés Arauz, de la lista Unidos por la Esperanza (UNES). Según los números del CNE, el primer candidato obtuvo, hasta el momento, 32,07%, es decir una distancia de más de 12 puntos sobre el, por ahora, segundo, pero lejos del 40% que necesitaba para ganar en primera vuelta.

Por otra parte, los resultados a la Asamblea Nacional, también arrojaron una mayoría para UNES, con 31.67% de votos, seguido de Pachakutik, con 17,38%, Izquierda Democrática con 12.23%, CREO con 9,69% y PSC con 9.39%.El resultado obtenido por Izquierda Democrática fue la gran sorpresa, en parte anticipada en días anteriores, del 7 de febrero: no solamente por el resultado en el poder legislativo, sino porque su candidato presidencial, Xavier Hervas, obtuvo 15,98%, posicionándose en un cuarto lugar sin posibilidad de disputar la segunda vuelta, pero sí de ser un actor posible en una alianza para la segunda vuelta.

Lasso

Tanto Lasso como Pérez afirmaron estar en segunda vuelta. El segundo lo hizo antes de conocerse los resultados preliminares del CNE compuestos por un 90% de un conteo rápido, el segundo luego de esos resultados, que calificó de presentados para confundir.

«Con todo el respeto que se merecen los consejeros del CNE, mal han hecho al confundir al pueblo ecuatoriano con un conteo rápido con 2.100 actas cuando la muestra acordada era 2.400 actas, e inducen a la confusión y al error cuando cinco minutos después, en un canal de televisión, informa que los resultados del conteo rápido nos ponen en segunda vuelta», aseguró.

En efecto, luego de darse el conteo rápido anunciado por la presidenta del poder electoral, Diana Atamaint, dando a Pérez en segunda vuelta, el vicepresidente del CNE, Enrique Pita, afirmó en televisión poco después que era Lasso quien estaba en segunda vuelta.

La situación de cambio de posicionamiento, con pocos minutos de diferencia, indicó posibles tensiones dentro del poder electoral, una situación ligada no solamente a las numerosas irregularidades cometidas desde la hora cero de la campaña electoral, sino al hecho, por ejemplo, de que Atamaint esté vinculada al partido Pachakutik, mientras que Pita, a Lasso.Lasso, quien brindó una conferencia, afirmó que no se pronunciará acerca de su participación o no en segunda vuelta hasta que el CNE no haya computado el 100% de los votos. Respecto a las actas «con novedad», destacó: «es un número significativo, un porcentaje significativo, y agrupa algo más de 1 millón 700.000 votantes».

Pérez

El candidato por el partido Pachakutik, por su parte, llamó a un «plantón de paz por la democracia» frente al CNE, en Quito. Allí, ante un grupo de sus seguidores, afirmó que se estaba «confabulando un fraude entre el señor Correa el señor Lasso y el señor Nebot —del PSC— para impedir que lleguemos a la segunda vuelta».

Durante ese mismo discurso el candidato de Pachakutik afirmó, a su vez, que el ganador de la contienda no había sido Arauz, sino él: «nosotros deberíamos tener 35 puntos para la presidencia, son 15 puntos que se sacaron en nuestra votación y transfirieron a otros candidatos».

Llamó, así a impedir que sea «robada la voluntad de los ecuatorianos» y a abrir las actas en tres provincias claves, Guayas, Manabí y Pichincha, con victorias de Arauz en las dos primeras y Lasso en la tercera.

Así, a diferencia de Lasso, quien afirmó estar en segunda vuelta y llamó a la cautela y espera del 100% de votos, Pérez optó no solamente por reafirmar su ingreso al balotaje, sino un fraude y su consecuente victoria sobre Arauz.

El balotaje

Lasso había afirmado en días antes de las elecciones que apoyaría a Pérez en caso de que finalmente sea el candidato de Pachakutik quien llegara a la segunda vuelta. Sin embargo, la respuesta de Pérez fue desmarcarse del anuncio de Lasso y acusarlo de haber estado ligado con los años del gobierno de Lenin Moreno.

Lasso, interrogado respecto a si volvería a dar su apoyo a Pérez en un hipotético balotaje, afirmó: «no estoy dado a quisquilloserías, pero la respuesta fue tan descortés del candidato Pérez que no voy a insistir en lo que declaré la semana pasada».

Así, por el momento, ambos aspirantes a la segunda vuelta mantienen un conflicto y una distancia que podría revertirse. No solamente por las declaraciones vertidas por Lasso, sino porque, por ejemplo, ante el balotaje entre Lasso y Moreno en el año 2017, Pérez llamó a votar a Lasso: «es preferible un banquero a un dictador», afirmó.

Esa posición de Pérez evidenció aquello que lo une con Lasso y otros candidatos: el anti-correismo, un punto sobre el cual varias fuerzas políticas podrían intentar construir una alianza electoral para el próximo balotaje ante Arauz. No es el único punto en que ambos han coincidido, tanto Pérez como Lasso, por ejemplo, han tenido acuerdos en materia económica, como quitar los impuestos a las salidas de capitales del país.

El candidato de la revolución ciudadana, por su parte, si bien ha logrado una mayoría de votos con cerca de, por ahora, más de 12 puntos de distancia sobre el segundo, quedó lejos, a su vez del 40% de votos necesarios para ganar en primera vuelta. Por lo tanto, parte de los debates que recorrerán UNES serán cómo lograr un mayor caudal de votos, algo que, seguramente, estará ligado a la búsqueda de posibles alianzas político-electorales.Aún no resulta claro cuándo serán entregados los resultados definitivos que pondrán fin a la incertidumbre, aunque tal vez no a las disputas, debido a que el candidato perdedor podría no aceptar el veredicto final y buscar llevar adelante un recuento de votos, una judicialización o una protesta.

A partir de la confirmación de ese resultado, en caso de no abrirse una crisis de mayor dimensión, podrá proyectarse cómo será el balotaje y, en particular, a quien enfrentará Arauz, algo que será diferente en caso de ser contra Lasso o Pérez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.