“Ser enemigo de Estados Unidos es peligroso, pero ser amigo es fatal”

Robert Bridge.

Dibujo: Luo Jie, China para China Daily.

El título es una frase endosada a Henry Kissinger, el casi centenario ex Secretario de Estados Unidos. Aunque se desconoce la fuente exacta, lo más probable es que la verdadera frase fue: “Estados Unidos no tiene amigos, sólo tiene intereses”. En este contexto, ¿deberían los europeos “agradecer” la destrucción del Nord Stream?


Con una investigación en curso sobre la destrucción del gasoducto Nord Stream, que proporcionaba suministros de energía a Europa desde Rusia, parece haber un solo sospechoso principal, y eso no debería sorprender a nadie.

Tras el sabotaje de los gasoductos Nord Stream 1 y 2, el exministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Radoslaw Sikorski, ya parecía conocer la identidad del perpetrador cuando tuiteó: “Gracias, Estados Unidos” (el tuit ha sido borrado).

A primera vista, parecía que Sikorski estaba hablando con sarcasmo, reprendiendo a Washington por llevar a cabo un ataque que tendrá graves repercusiones para los pueblos de Europa. Después de todo, ¿cómo podría alguien ver algo bueno en la terminación de la principal fuente de reservas de gas de Europa con el invierno a la vuelta de la esquina? Después de todo, fue la tierra natal de Sikorski, Polonia, la que instó a sus ciudadanos a recolectar leña ante la disminución de las reservas de gas.

i-1

Declaración 100% literal

De hecho, el diplomático polaco hablaba cien por cien literalmente, agradeciendo a los Estados Unidos por hundir al continente más profundamente en el abismo. Esta ha sido la actitud de los líderes europeos desde el comienzo de la operación militar especial de Rusia en Ucrania: “Aceptaremos nuestra autodestrucción según el guion de los políticos de Washington, siempre y cuando los malos en Moscú escuchen nuestros gemidos y gritos que señalan la virtud”. Las capitales europeas están a punto de aprender por las malas que la señalización de la virtud no pone comida en la mesa ni calienta los hogares.

Sin embargo, a juzgar por el aumento de la temperatura en Europa, visto por última vez en Italia, donde una líder de extrema derecha llegó al poder con la ola de votantes hartos de las altas facturas de electricidad y la inmigración relajada, eventualmente, la frase “Gracias EE.UU.” podría estar cincelada en la lápida de Europa.

Lo que Biden dijo en febrero

Pero primero, la gran pregunta: ¿Fue Estados Unidos realmente responsable de la destrucción del Nord Stream, como parece creer Sikorski? Bueno, si tuviéramos que tomarle la palabra al torpe Joe Biden, entonces la respuesta parecería ser sí.

“Si Rusia invade, eso significa que tanques o tropas crucen la frontera de Ucrania, nuevamente, entonces ya no habrá un Nord Stream 2”, dijo el líder estadounidense a los periodistas dos semanas antes de que Rusia comenzara su misión en Ucrania. “Le pondremos fin”.

Cuando se le pidió que especificara, Biden respondió: “Te prometo que podremos hacerlo”.

Hay otras pistas que apuntan a la complicidad estadounidense.

Maniobras militares de EE.UU.

El 2 de septiembre se observó las maniobras de un helicóptero estadounidense con el distintivo de llamada FFAB123 en la zona de los oleoductos Nord Stream. Según el sitio ads-b.nl, seis aviones utilizaron este distintivo de llamada ese día, de los cuales se establecieron los números de cola de tres. Todos ellos eran Sikorsky MH-60S. Al superponer la ruta FFAB123 en el esquema que marca las áreas de las explosiones, se observa que el helicóptero voló a lo largo de la ruta del Nord Stream-2 o, exactamente, entre los puntos donde ocurrió el “accidente”.
Mientras tanto, en Twitter, hay capturas de pantalla de otros vuelos de aviones estadounidenses a partir del 13 de septiembre, exactamente en la misma área. En junio hubo un artículo en la revista Sea Power donde los estadounidenses se jactaron de los experimentos en el campo de los drones submarinos, que instalaron en los ejercicios BALTOPS 22, en el área de la isla de Bornholm, la isla danesa donde se informó que ocurrieron las explosiones.

Experimentos de guerra

“La experimentación se llevó a cabo frente a la costa de Bornholm, Dinamarca, con participantes del Centro de Guerra de Información Naval del Pacífico, el Centro de Guerra Submarina Naval de Newport y la Medición de la Preparación y Eficacia de la Guerra de Minas, todo bajo la dirección de la Fuerza de Tarea 68 de la 6ta Flota de los EE.UU.”, informa Sea Power.

Tal “experimento” habría requerido el equipo de aguas profundas necesario para llegar a las profundidades donde se encuentran las tuberías del Nord Stream.

Finalmente, aquí hay una última información tentadora para todos los “teóricos de la coincidencia”. El día después de que el Nord Stream 1 y 2 se desconectaran, los líderes de Polonia, Noruega y Dinamarca asistieron a la ceremonia de inauguración del nuevo Baltic Pipe, que transportará gas natural desde Noruega a través de Dinamarca y a través del Mar Báltico hasta, sí, la patria ferozmente rusofóbica de Sikorski, Polonia. Sí, solo una coincidencia.

Lo que EE.UU. obtendrá de Europa

Sin embargo, el principal factor de motivación para que Washington participe en la destrucción del Nord Stream son los impresionantes poderes –tanto financieros como políticos– que obtendrá. La crisis económica en Europa ya está obligando a las empresas y corporaciones a considerar mudarse a los EE.UU., lo que les proporciona un mejor entorno comercial y facturas de electricidad más o menos asequibles.

Y tras la destrucción del Nord Stream, la situación económica del continente se deteriorará significativamente. Si bien no se lanzó el NS-II, existía la posibilidad de su lanzamiento, y esta “oportunidad” tuvo un efecto considerable en el mercado. Ahora, sin su principal proveedor de energía, Europa está condenada mientras que Estados Unidos se dispara.

La UE República Bananera

La destrucción económica de Europa la hace totalmente dependiente económica, política y militarmente de los Estados Unidos, convirtiéndola en un tigre desdentado sin voluntad política ni independencia. Al mismo tiempo, Europa se volverá casi completamente dependiente de los EE.UU. para su (prohibitivo) gas. Estados Unidos planea suministrar al menos 15,000 millones de metros cúbicos (bcm) de gas natural licuado (GNL) a los mercados de la Unión Europea este año, ya que Europa busca desconectarse del suministro de gas ruso.

En otras palabras, la transformación de la UE en una república bananera, aunque sea una en el hemisferio norte con el invierno acercándose rápidamente, ya ha comenzado.

Europa, deberías haber hecho caso al consejo de Henry Kissinger, que entiende mejor que nadie la naturaleza de Estados Unidos: “Ser enemigo de Estados Unidos es peligroso, pero ser amigo es fatal”. Ahora nadie lo debe dudar.


*Robert Bridge es un escritor y periodista estadounidense.

Fuente original: Strategic Culture Foundation

Fuente tomada: El Nuevo Sistema Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.