Seúl no descarta una acción militar si Pionyang cumple su amenaza y lanza millones de folletos de propaganda

RT. Seúl no descarta recurrir a una acción militar si Pionyang cumple su amenaza y lanza millones de folletos propagandísticos dentro de Corea del Sur, aseguró este lunes en rueda de prensa el coronel Kim Jun-rak, portavoz del Estado Mayor Conjunto del Sur, informa Yonhap.

«Estamos monitoreando de cerca 24 horas al día los movimientos del Ejército de Corea del Norte con respecto a la distribución de folletos», explicó Kim. «Mantenemos una postura de preparación firme», añadió.

Este lunes la agencia estatal norcoreana KCNA informó que Pionyang ha imprimido 12 millones de folletos propagandísticos y que se dispone a arrojarlos desde el aire sobre territorio de Corea del Sur valiéndose de 3.000 globos aeroestáticos.

¿Cuál fue el detonante?

El vocero aseguró que si Pionyang utiliza drones para llevar a cabo su plan, estaría violando el acuerdo militar intercoreano y Seúl «se verá obligado a llevar a cabo una acción militar correspondiente».

Por su parte, el ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, ha indicado que las autoridades vigilan de cerca los movimientos de su vecino del norte. Según dijo, cualquier posible respuesta «dependerá de qué métodos use Corea del Norte» para llevar a efecto su acción.

A primeros de junio, Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, advirtió a su vecina del sur que si Seúl permite que continúe la propaganda contra Pionyang en la frontera intercoreana, las autoridades de su país podrían abandonar el pacto que ambas partes alcanzaron en 2018 con el fin de reducir la tensión militar.

Oficina de enlace intercoreana 

Kim Yo-jong anunció el pasado lunes que su país emprenderá acciones militares contra Seúl por haberse mostrado incapaz de impedir que activistas lanzaran panfletos contra el régimen de Pionyang a través de la frontera compartida.

Un día después, Corea del Norte destruyó la oficina de enlace intercoreana ubicada en la región industrial norcoreana de Kaesong, a 10 kilómetros al norte de la zona desmilitarizada entre ambas Coreas. Asimismo, indicó que se interrumpieron todas las líneas de comunicación entre ambas partes.

Desde Seúl prometieron «responder fuertemente a cualquier posible provocación militar de Pionyang». Además, aseguraron estar «haciendo todo lo posible para manejar la situación, evitando que la situación se convierta en una crisis militar».

«Explosiones ininterrumpidas»

Por su parte, el pasado miércoles el ministro de Unificación surcoreano, Kim Yeon-chul, anunció su renuncia tras asumir la responsabilidad de no gestionar de manera estable las relaciones intercoreanas.

El periódico central de Corea del Norte, Rodong Sinmun, indicó que la distribución de folletos será «solo el comienzo», anunciando que la iniciativa vendrá seguida de «explosiones ininterrumpidas para defender la justicia». «Nuestro Ejército ya no puede ejercer moderación», subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.