Sídney, capital mundial de la energía verde

LD. Sídney, la ciudad más emblemática de Australia, no solo será famosa por su Ópera junto al puerto, con un característico diseño con forma de velas blancas ondeando y declarada Patrimonio de la Humanidad, ni por el impresionante arco de acero del puente Harbour Bridge.

Desde el pasado 1 de julio de 2020, esta ciudad se alimenta con la electricidad 100% renovable, proveniente de los parques eólicos y fotovoltaicos, que generan energía a partir del viento y la radiación solar, situados en la región de Nueva Gales del Sur (New South Wales o NSW, por sus siglas en inglés), de la cual Sídney es la capital.

Con este cambio energético, se proyecta que la urbe se ahorre hasta 360.000 dólares USA al año durante los próximos 10 años y reducirá las emisiones de dióxido de carbono (C02) en alrededor de 20,000 toneladas al año, según CoS.

La alcaldesa de la ciudad, Clover Moore, señala que el nuevo acuerdo de energía verde, valorado en más de 43 millones de dólares, el mayor en su tipo realizado por un consejo en Australia, generará empleos, apoyará a las comunidades afectadas por la pandemia COVID-19 y creará nuevas oportunidades en la región de Nueva Gales del Sur afectada por la sequía.

Recalca que las ciudades son responsables del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo, por lo que resulta fundamental tomar acciones climáticas efectivas y basadas en evidencia.

La ciudad de Sídney es ‘carbono neutral`, es decir, que emite a la atmósfera la misma cantidad de CO2 que retira por distintas vías desde 2007, y este nuevo acuerdo le permitirá alcanzar seis años antes, para 2024, su objetivo de reducir las emisiones en un 70%, originalmente previsto para 2030, según CoS.

“Este acuerdo de electricidad renovable, que involucra a los parques eólicos y solares en Glen Innes, Wagga Wagga y Shoalhaven, ayudará a acelerar la transición de Australia hacia un futuro con cero emisiones de carbono”, según Matthew van der Linden, director ejecutivo de la compañía energética Flow Power, que suministra la electricidad verde a Sídney.

Ahora, alrededor de las tres cuartas partes de la electricidad que consume Sídney se genera mediante energía eólica y la cuarta parte restante con energía solar, según CoS.

“La instalación de Shoalhaven, de 3 megavatios (MW), se está completando para alojar alrededor de 10.000 paneles solares y generar suficiente energía para alimentar 1.500 hogares”, destaca Bob Hayward, portavoz de Repower Shoalhaven, grupo asociado a Flow Power, en el desarrollo de esta granja solar.

El parque eólico Sapphire, cerca de Inverell y propiedad parcial de CWP Renewables, es la instalación de este tipo más grande de Nueva Gales del Sur, con una capacidad de 270 MW generados por 75 turbinas que se encuentran a 200 metros de altura, y actualmente produce suficiente energía limpia como para abastecer a 115,000 hogares, Según CoS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.