Tatis Jr. no vive solo del bateo

LD.El año pasado, Fernando Tatis Jr. tenía un proble­ma. No era su ofensiva. El dominicano dio 22 jonro­nes, se robó 16 bases y tu­vo una línea de bateo de .317/.379/.590 que fue mejor que la del Novato del Año Pete Alonso, au­tor de 53 cuadrangulares (claro, en menos visitas al plato).

Uno no pensaría que su problema era la defen­sa, gracias a sus aparien­cias diarias en las mejores jugadas. Pese a jugar ape­nas media temporada de­bido a las lesiones, lo que hizo Tatis en ese tiempo le permitió terminar tercero en las votaciones para No­vato del Año de la Liga Na­cional. A sus 20 años, dejó en claro que representaba el paquete completo y que iba a ser el próximo estelar de Grandes Ligas. Y lo es.

Tenía toda la razón del mundo. Por más jugadas espectaculares que se le vieran, Tatis fue califica­do como uno de los peo­res defensores en la mé­trica de Statcast Outs Por Encima Del Promedio (su calificación de -13 fue la quinta peor). En enero, es­cribimos que “mientras 26 torpederos jugaron más entradas de sus 731.1, na­die en Grandes Ligas en cualquier posición tuvo más errores en tiro que él (14)”.

El total de errores no cuenta toda la historia. Uno puede hacer malas ju­gadas con batazos dictami­nados hits dentro del cuadro tan fácilmente como las que califican como erro­res—pero ya captas la idea. Tatis se perdió media cam­paña, pero cometió sufi­cientes errores en tiro para empatar por la 19na mayor cantidad en una tempora­da en la era de los 30 equi­pos (desde 1998). Como se ve en este video, no eran las jugadas difíciles, sino las fáciles.

Eso se ve claramente en los números, en términos de distancia, tiempo, velo­cidad del corredor (con ro­dados). Si dividimos las ju­gadas en tres categorías no oficiales—“fáciles”, “media­nos” y “difíciles”, se ve exac­tamente el problema.

Tasa de éxito estimada, Tatis, 2019: 80-100%: Outs Por Encima Del Promedio de menos-9, 40-80%: Outs Por Encima Del Promedio de menos-5, 0-40%: Outs Por Encima Del Promedio de +1.

En las jugadas difíciles (0-40%), Tatis fue bueno, un poco por encima del pro­medio. En las jugadas me­dianas (40-80%), fue po­bre. En las jugadas fáciles (80-100%), fue pésimo. En otras palabras, fue mejor en jugadas difíciles que en ju­gadas fáciles.

Sin embargo, estaba cla­ro que su problema no era su alcance, ni su forma de manejar los roletazos. Y no le faltaba fuerza en el brazo. Lo principal era pulir su for­ma de defender.

Eso podría parecer poca cosa y, por supuesto, se tra­ta de menos de dos meses de béisbol. Sin embargo, se trata de una enorme mejo­ría. Si había un problema, se ha resuelto. Pero, ¿có­mo?

Experiencia.

A Tatis le faltaba expe­riencia en el 2019. Tal vez había algo de inma­durez. Tal vez se arre­glaban esas cosas con el tiempo.

Nuevo Instructor.

Los Padres trajeron a Ja­yce Tingler como ma­nager y a Bobby Dicker­son como su coach de la banca y como instructor de los infielders. Dicker­son había sido coach de los Orioles durante siete temporadas, coincidien­do con Manny Machado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.