¿Una burbuja con fisuras en Nueva York?

El US Open se vanagloriaba de ser absolutamente hermético al coronavirus. Crearon una burbuja que parecía infalible. El Masters 1000 de Cincinnati se desarrolló sin problemas y todo apuntaba a que el segundo Grand Slam de la temporada, siguiendo estrictas medidas de seguridad, sería de nuevo un búnker contra el maldito COVID-19. Pero esto está ya en duda.

El domingo saltó la noticia que la USTA nunca hubiera querido anunciar:  Un tenista había dado positivo y automáticamente saltaron todas las alarmas. Minutos más tarde el rotativo francés L’ Equipe confirmaba que se trataba del francés Benoit Paire  a quien inmediatamente aislaron y ‘borraron’ del cuadro. Marcel Granollers será quien ocupe su puesto y se medirá hoy al polaco KamilMajchrzak (21.30 h).

Las informaciones posteriores aseguraban que inmediatamente se había iniciado el rastreo de contactos del tenista en cuestión para determinar si alguien debe permanecer en cuarentena los 14 días que obliga el protocolo.

LOS FRANCESES, AISLADOS

La organización pidió a varios tenistas franceses como Richard Gasquet, Adrian Mannarino, Grégoire Barrere Nicolas Copin y Édouard Roger Vasselin, que permanecieran confinados en sus habitaciones de hotel de Nueva York.

Este último, en declaraciones a ‘L’Équipe’ aseguró que está en “una burbuja dentro de una burbuja” al no poder salir de su habitación, ni siquiera para comer, y solo puede entrenarse a partir de las 16.00 horas. Medidas estrictas para el momento más delicado del torneo.

Paire habla de «burbuja falsa»

Sin embargo, el propio Benoit Paire a hizo una inquietante storie en Instragram por la noche con un texto contundente: “Estoy bien, por el momento no tengo síntomas … Dudo en decir lo que realmente está pasando en esta burbuja falsa”, advierte el tenista francés.

Kristina Mladenovic, a quien parece que también le pidieron aislamiento, ayer disputó la primera ronda y ganó a Hailey Baptiste (7-5 y 6-2). ¿Qué está pasando realmente? Las dudas se van alargando con el paso de las horas y si las nuevas pruebas descubren algún otro positivo, el US Open estaría en peligro.

THIEM SE SIENTE SEGURO

El tenista austriaco Dominic Thiem defendió la seguridad en la burbuja: “Creo que no hay lugar más seguro en el mundo ahora mismo. Quizá si te encierras en una cueva, o estás en medio del mar, no sé. En cualquier caso esto es muy seguro, estamos en una burbuja”, dijo. “Esperemos que nadie más esté infectado”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.