Venezuela apuesta a evadir sanciones en el 2021 para rescatar su economía

CARACAS (Sputnik) — La economía venezolana se mantiene navegando en medio de una tormenta provocada principalmente por las sanciones de Estados Unidos, algunos escándalos de corrupción y ahora la pandemia. En este escenario, el Gobierno y los parlamentarios se preparan para afrontar el 2021 con la nueva Ley Antibloqueo.

El 2020 no fue un año sencillo para los venezolanos, que hicieron frente a extensos periodos de aislamiento social para evitar la propagación del COVID-19, en medio de una recesión económica. La hiperinflación, el uso en paralelo del dólar y el bolívar (moneda local), el aumento de casos de COVID-19, y la caída de la producción petrolera a cifras que no se registraban desde 1940, marcaron el año.

Sin embargo, el economista y diputado, Jesús Faría, dijo en entrevista con Sputnik que se espera que este 2021 la situación comience a mejorar.

«Lo que nosotros estimamos es que la situación empiece a recuperarse, en un escenario donde se tomarán medidas para evadir el bloqueo; por otra parte, existe la posibilidad real de que con esta victoria que ha alcanzado la Revolución Bolivariana, el Gobierno de Estados Unidos comience de manera progresiva a levantar las sanciones», expresó el legislador en referencia al triunfo del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre.El oficialismo obtuvo 253 curules de los 277 que componen el parlamento.

Por su parte, el economista de la encuestadora Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, aseguró a Sputnik que la caída de la economía de la nación caribeña no continuará su desplome por encima del 30%, como ocurrió en 2020.

«Esto implica que la economía va a decrecer en torno a 1%, y eso puede abrir algunas oportunidades», explicó.

En tanto, la consultora Focus Economics pronostica en su informe anual que la economía venezolana descenderá 0,5% en 2021.

Dos opciones

El Producto Interno Bruto (PIB) de Venezuela, en base a las publicaciones del Banco Central, es actualmente la quinta parte de lo que en el año 2013, cuando el precio del crudo llegó a superar los 100 dólares por barril.

En este panorama, Faría aseguró que existen dos posibilidades, «que el bloqueo se mantenga o comience a levantarse».

«En caso de que sea la primera opción, ya el Gobierno y la Asamblea saben qué medidas se tomarán para evadirlas [a las sanciones] a través de inversiones, principalmente asociadas con el petróleo, para que ello arrastre la economía hacia la recuperación», dijo el diputado a Sputnik.

El otro escenario, según el diputado, es lo que definió como el desmontaje del bloqueo, que una vez concretado, estará listo el marco legal para atraer inversiones al país.

«En mi percepción esas medidas coercitivas contra nuestro país se van a ir suprimiendo, por ser inútiles para los objetivos que fueron concebidas, como lo fue el derrocamiento del Gobierno», opinó.Las sanciones más duras contra la economía de Venezuela comenzaron en 2017, y en 2019 apuntaron a las industrias básicas del país y al comercio de petróleo, que es la principal fuente de ingresos.

Además, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sancionó empresas de transporte de petróleo y aseguradoras de las embarcaciones por hacer negocios con Venezuela, lo que afectó la venta del crudo del país sudamericano.

Aumento de la producción

No obstante, a pesar de esas medidas y la presión diplomática, Faría está convencido de que la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA), logrará, en medio de un panorama que pinta sombrío, detener la caída de la producción e impulsar su crecimiento.

En 2019, Trump bloqueó el comercio de petróleo entre Venezuela y Estados Unidos. Además, sancionó a compañías extranjeras que transportan petróleo desde ese país a otros mercados y recientemente tomó medidas para restringir los intercambios de crudo por diesel.Pero PDVSA ha encontrado alternativas para mitigar las sanciones y se espera que este año la producción no siga en descenso e incluso pueda crecer.

«Nadie puede esperar soluciones milagrosas ante un golpe tan devastador, una agresión tan brutal, como a la que ha sido sometida nuestro país. Se han destruido dos terceras partes de nuestra economía, de nuestra capacidad productiva, pero sin lugar a dudas este año se observarán mejoras», agregó.

Venezuela, aseguró el legislador, tiene la mirada puesta en la inversión extranjera para recuperar su principal fuente de ingresos, el petróleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.