Club de fútbol Liverpool posa rodilla en tierra por caso Floyd

En el año 2016, el entonces quarterback, Colin Kaepernick, de los San Francisco 49ers de la NFL, hincó la rodilla y bajó la cabeza antes de un partido, en señal de protesta contra abusos raciales en Estados Unidos.

El club de fútbol profesional Liverpool con sede en Inglaterra, este lunes se arrodilló en la grama del estadio Anfield, ubicado en el distrito inglés homónimo, en protesta por la muerte del afroestadounidense George Floyd.

A una semana de la muerte de Floyd, el escenario mundial se muestra indignado por la violencia policial contra los afroamericanos, condenando tales actos contra los derechos humanos.

En esta ocasión la plantilla del Liverpool se tomó una fotografía durante un entrenamiento matutino, en la que se observa a los futbolistas posando con una de sus rodillas en el suelo, como un gesto de consideración que refleja su posición ante el caso Floyd.

La imagen fue publicada en las redes oficiales del Liverpool, y ha sido compartida junto a los hastags #BlackLivesMatter #JusticeForGeorge, por los jugadores del equipo y gran cantidad de personas que repudian los abusos raciales y policiales, como el ocurrido el pasado lunes que acabó con la vida de Floyd.

Cabe destacar que no es la primera vez que este gesto es efectuado en el ámbito deportivo, ya que en el año 2016, el entonces quarterback, Colin Kaepernick, de los San Francisco 49ers de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) de los Estados Unidos (EE.UU.), hincó la rodilla y bajó la cabeza durante el himno estadounidense antes de un partido, en señal de protesta contra los abusos raciales cometidos en esa nación.

De ahí la imagen del policía Derek Chauvin, que con su rodilla asfixió a Floyd durante una detención la semana pasada; junto a la foto del deportista Kaepernick con su rodilla en tierra, y sobre ambos las palabras «This is why» («Esta es la razón»); que se ha difundido en las redes sociales.

Esta vez son los futbolistas del Liverpool, quienes realizaron la pose de Kaepernick y dirigidos por el alemán Jürgen Klopp, colocaron su rodilla sobre el suelo del Anfield, alrededor del círculo central del campo de fútbol, como símbolo contra el racismo, y en protesta contra el reciente asesinato de Floyd.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.