Felipe Calderón y Peña Nieto cedieron litio mexicano por 100 años

Ciudad de México,  (Prensa Latina) El expresidente Felipe Calderón concesionó el principal yacimiento de litio de México en Sonora por 100 años a capital privado extranjero y su sucesor Enrique Peña Nieto lo mantuvo, informó este domingo el diario La Jornada.

En un trabajo de investigación, el rotativo revela que la concesión la recibió un particular en 2010 y luego fue vendida en 2013, ya en la administración de Peña Nieto, a la firma Bacanora Lithium.

A partir de la aprobación de la Ley Minera la semana pasada, que reserva para el Estado la propiedad sobre ese recurso estratégico, se abre la puerta a una revisión que, en este caso, involucra a una empresa china que tiene derechos sobre su explotación, explica el diario citando datos oficiales.

Indica que el mayor yacimiento de litio en México conocido hasta el momento y catalogado como el prospecto con el más grande depósito de mineral del mundo, será explotado por compañías extranjeras hasta el año 2115, según esa concesión.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha planteado que con la aprobación de la reforma a la Ley Minera se realizarán revisiones a esos dudosos contratos y los derechos de explotación a particulares.

Datos oficiales indican que el Proyecto de Litio de Sonora, que pertenece a la inglesa Bacanora Lithium y próximamente a la china Ganfeng Lithium, cuenta con siete concesiones en el municipio de Bacadéhuachi con un alcance de ocho mil hectáreas. La mayoría tienen vigencia de 50 años, lo que significa que vencerán en 2065.

No obstante, la Ley Minera establece que toda concesión puede extenderse por otro periodo similar, lo que significa que, de solicitarlo, la explotación de ese yacimiento podría ser controlado por la empresa china o por alguna otra que pague por ella, dado que las concesiones pueden ser traspasadas, hasta el año 2115.

Ese tiempo sería insuficiente para terminar de extraer el litio que se presume contiene el yacimiento sonorense, pues de acuerdo con un estudio de viabilidad distribuido entre sus inversionistas, Ganfeng Lithium estima que los recursos del carbonato de esa mina ascienden a 8,8 millones de toneladas, por lo que se necesitarían 250 años para agotarlos por completo.

Dicha cifra supera la divulgada en 2019 por Mining Technology, que al declarar al yacimiento de Sonora como el depósito de litio más grande del mundo reveló que este contenía 243 millones de toneladas de reservas probadas y probables, las que tenían 4,5 millones de carbonato de litio equivalente, es decir, el mineral que realmente se puede aprovechar para comercializarlo.

Estimaciones de Bacanora Lithium (actual propietaria del yacimiento), indican que su planta en Sonora tendrá la capacidad de procesar inicialmente alrededor de 1,1 millones de toneladas de mineral por año, para en una segunda etapa llegar a 2,2 millones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se mostró abierto a iniciar negociaciones con los concesionarios cuando anunció que todos esos contratos vigentes serán revisados en su totalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.