Cuba y EE.UU. celebran conversaciones sobre tema migratorio

TELESUR. Cuba y Estados Unidos (EE.UU.) celebraron el jueves conversaciones sobre el tema migratorio presididas por el viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossío Domínguez y la subsecretaria adjunta de Estado del Buró de Asuntos del Hemisferio Occidental de la nación norteamericana, Emily Mendrala.

Según informó el sitio de la Cancillería cubana se revisaron temas sobre el cumplimiento de los Acuerdos Migratorios bilaterales y el compromiso de ambas naciones de garantizar una migración regular, segura y ordenada.

Cuba expuso su preocupación debido a que el Gobierno liderado por Joe Biden ha tomado varias medidas que estimulan el flujo irregular de migrantes e incumplen con lo establecido entre estos países en esta temática.

La parte cubana ratificó que estas decisiones están relacionadas al reforzamiento del bloqueo y las hostilidades de Washington a La Habana en el marco de una campaña feroz contra la revolución cubana.

Estas medidas “provocan pérdidas de vidas y la comisión de delitos de tráfico ilícito de migrantes, fraude migratorio y trata de personas, situación que afecta a los dos países y la región” resaltó la parte cubana.

La Habana insistió en la obligación del Gobierno de Estados Unidos de al menos 20.000 visas anuales a los cubanos, cuestión que se incumple desde 2017 y, dicho sea de paso, es un número que se antoja insuficiente para el contexto actual mundial, regional y nacional donde la situación dejada por la Covid-19 y los conflictos internacionales han aumentado los números migrantes exorbitantemente.

Ante el incumplimiento de las medidas, la parte cubana aseveró que no existe justificación para mantener interrumpido el servicio de emisión de visas desde la capital del archipiélago y obligar al aspirante a la documentación a viajar a Guayana para que su solicitud proceda.

Asimismo, la delegación cubana apuntó que EE.UU. debe dejar de obstaculizar y violar derechos humanos de los cubanos obligados a viajar a terceros países del área y apostilló que el cumplimiento de los acuerdos bilaterales debe ser íntegro y no selectivo.

Cuba, como muchas naciones del mundo, ha sido golpeada fuertemente por la crisis causada por la pandemia que chocó grandes rubros de su economía como el turismo lo que ha provocado un importante éxodo de persona.

Sin embargo, a pesar de reconocer este problema, La Habana acepta y defiende que este flujo debe ser ordenado y seguro y muestra su disposición a que esto sea así, a diferencia de los Estados Unidos que utiliza muchas de las fatídicas historias de migrantes cruzando selvas, ríos y mares para reforzar su campaña de desprestigio contra la dirección política y no ayuda a mejorar la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.