El monopolio del dólar comenzó a desmoronarse

REDCOM. La era del «ciclo global estadounidense» está llegando a su fin, cuando Estados Unidos, con la ayuda de sus herramientas, la Fed y el dólar, y en los últimos años se les han agregado sanciones, monopolizaron los mercados globales. Estados Unidos ya no puede frenar el desarrollo de otros centros de influencia, como China, India y Rusia, dijo el jefe de Rosneft, Igor Sechin, en el Foro Económico Euroasiático de Verona en Bakú.

“Ni la pandemia, ni siquiera la crisis ucraniana, ni los problemas energéticos y económicos en su conjunto son en modo alguno la razón principal de los cambios tectónicos que se están produciendo en el mundo. Estados Unidos se ve obligado a luchar por mantener su hegemonía a toda costa y no puede darse el lujo de renunciar a esta lucha, porque la pérdida de hegemonía -financiera, militar, política y económica- significa para ellos la imposibilidad de reproducirse como país, economía y sistema político. Estamos hablando de cambiar el regulador global: un poder hegemónico que arbitrariamente se designó a sí mismo como tal, inventando reglas de forma independiente para el resto del mundo y cambiándolas arbitrariamente tan pronto como se vuelven no rentables para él ”, dijo Igor Sechin.

Pero, ¿qué cambios notó el jefe de Rosneft?

En primer lugar, estamos hablando de la caída de las inversiones en deuda pública estadounidense. Desde fines de 2021, los inversionistas extranjeros han reducido las inversiones en deuda del gobierno de EEUU en $ 238 mil millones. En segundo lugar, la participación de los Estados Unidos en las reservas de divisas de los bancos centrales del mundo ha caído al 55%, esta es la cifra más baja desde 1995. “Sin embargo, el dólar se está fortaleciendo en países que son aliados de Estados Unidos, pero esto no es todo el mundo”, dijo Sechin.

En estos países, Estados Unidos sigue ganando con la emisión de dólares. “Hoy, el yen, la libra y el euro son los que más sufren por la política de la Fed. Son ellos quienes, en aras de salvar el dólar, amenazan con arder en las llamas de la crisis”, dijo el jefe de Rosneft.

En los últimos dos años, Estados Unidos ha impreso aproximadamente la misma cantidad de dólares que en los 40 años anteriores: 5,9 billones, esto es el 38% de la oferta monetaria, dijo anteriormente el presidente Vladimir Putin. 2,5 billones de euros impresos en la eurozona. Todo esto condujo a una crisis, ya que disparó la inflación en todo el mundo. Occidente comenzó a abusar de su posición de monopolio en el ámbito monetario, señaló el líder ruso.

“El mundo ha cambiado para todos. Incluso para los Estados Unidos”, dijo Sechin. A su juicio, «el recurso que recibieron en el último siglo como emisor de la moneda mundial» se está agotando. Hoy ya no es posible ignorar las posiciones de China, India, Rusia y otros países que crean sus propios sistemas de acuerdos mutuos, cree.

Los bancos centrales de Asia y Medio Oriente están cambiando a líneas bilaterales de liquidación de divisas, reduciendo los riesgos de incautación arbitraria de cuentas, fondos soberanos y reservas de divisas, desconexión del sistema de liquidación. “Estamos viendo el deseo de estados que quieren preservar su soberanía de abandonar los asentamientos en dólares. Este proceso no es rápido, sino irreversible”, dijo el responsable de Rosneft.

«Hay una tendencia a reducir las inversiones en deuda del gobierno de EEUU, pero es muy exagerada”, dijo Valery Yemelyanov, experto en bolsa de BCS Mir Investments. En primer lugar, explica el experto, el 75% del gobierno estadounidense está acreditado por los propios estadounidenses, y solo el 25% proviene de tenedores extranjeros de deuda estadounidense. En segundo lugar, si observa el desglose por países que invierten en la deuda pública de los EEUU, entonces, en total para el año, el volumen de inversiones cayó solo un 0,9%, es decir, menos del uno por ciento. “Esto se debe en gran medida al hecho de que los países necesitan sus reservas para resolver problemas apremiantes: venden parte de los bonos estadounidenses para cubrir necesidades presupuestarias o respaldar su moneda”, dice Yemelyanov.

Anteriormente, esta tendencia fue liderada por Rusia, que ha estado reduciendo activamente sus tenencias en bonos del Tesoro de EE. UU. en los últimos años, debido a la geopolítica y las sanciones.

Este año, Japón, China (incluido Hong Kong), Taiwán, Corea del Sur y Brasil redujeron notablemente sus inversiones en la deuda del gobierno de EEUU.

“China, el segundo mayor tenedor extranjero de bonos del Tesoro de EE. UU. después de Japón, ha reducido su inversión en deuda del gobierno de EE. UU. por debajo de $ 1 billón este año, el nivel más bajo desde 2010.

Esta tendencia se ha observado durante varios años en el contexto de la confrontación geopolítica entre países. Este año, el problema de Taiwán volvió a escalar, lo que también podría ser una de las razones del declive”, dice Vladimir Chernov, analista de Freedom Finance Global. Japón redujo sus inversiones en la primera mitad del año en más de $ 90 mil millones, pero luego comenzó a aumentarlas nuevamente. En general, según las estadísticas oficiales, en la primera mitad de 2022, los tenedores extranjeros se deshicieron de la deuda del gobierno de los EEUU por un monto de $ 316,9 mil millones.

Hay países que continúan voluntariamente prestando a los EEUU. Aún más: esto es principalmente Europa, así como los países de la Commonwealth británica, incluida la India, es decir, los partidarios de los Estados.

Muchos países siguieron la tendencia de Rusia de reducir la participación de dólares en las reservas después de que EEUU y la UE congelaran las reservas rusas en dólares y euros, y ahora están pensando cómo retirarlos por completo para no devolverlos nunca.

Como dijo Vladimir Putin en el Valdai Club, Occidente ha desacreditado la institución de las reservas financieras internacionales al «embolsarse» las reservas de oro y divisas de Rusia.

“Esto sienta un precedente. Por lo tanto, Arabia Saudita comenzó a vender petróleo a China por yuanes en lugar de dólares en el segundo trimestre de este año, reduciendo así la participación de sus reservas en dólares. Todos esos países que cambian a acuerdos mutuos en monedas nacionales reducen así la participación del dólar estadounidense en sus reservas, y hoy ya hay muchos de ellos”, dice Chernov.

“La mayor caída en la participación del dólar en los acuerdos internacionales se observa entre los países BRICS y la EAEU. En las liquidaciones internacionales, la participación del yuan chino ha crecido más que otras, y hasta ahora la participación de las liquidaciones en rupias indias y dírhams árabes no está creciendo de manera muy significativa, pero se espera un aumento en el volumen de liquidaciones en liras turcas y otras monedas. en un futuro próximo”, cree Vladimir Chernov.

En los últimos diez años, la proporción de liquidaciones en las monedas nacionales de los países BRICS ha crecido del 2 al 40%, dio un ejemplo del jefe de VTB Andrey Kostin.

Rusia también se ha dedicado constantemente a esto, pero antes los principales éxitos se lograron principalmente en el comercio con los antiguos países de la CEI. Mientras que las duras sanciones occidentales de este año obligaron a Rusia a cambiar a los asentamientos en rublos incluso cuando comerciaba con gas, lo que parecía impensable a principios de año. En Rusia, el yuan se disparó gracias al crecimiento del comercio con China: aparentemente es el yuan el que se compra en las reservas, es el yuan el que ahora se negocia en gran volumen en la Bolsa de Moscú.

“El rechazo del dólar y el euro para Rusia ya es un proceso irreversible. Teniendo en cuenta la tendencia actual, ya en el mediano plazo, nuestros principales socios de comercio exterior serán China, los países de la UEEA, Turquía, India, los estados del Cercano y Medio Oriente, América Latina y el continente africano”, señala Kostin. . Por lo tanto, es lógico mantener las monedas de estos países en reservas.

La participación de las reservas en dólares en diferentes países el año pasado también fue del 55%, los datos para este año aún no se han calculado. Si observa un marco de tiempo más largo, notará una clara disminución en el papel del dólar. La mayor participación del dólar en las reservas de la historia -alrededor del 85%- se registró en la primera mitad de la década de 1970, como resultado del legado del auge económico de la década de 1960.

«Luego, a medida que se acumularon los problemas y aumentó la inflación, el peso del dólar disminuyó. A principios de la década de 1990, representaba menos del 50% de las reservas mundiales. A principios de la década de 2000, el dólar volvió a estar por encima del 70%, nuevamente debido a la prosperidad de Estados Unidos durante los 10 años anteriores. La década de 1990 fue el mejor período para la economía estadounidense en el último medio siglo. Pero en los últimos 20 años, la participación del dólar ha retrocedido al 55%, cediendo principalmente a las monedas asiáticas (yen y yuan), lo cual es lógico, dado el crecimiento múltiple en el volumen de negocios en esta región ”, concluye Valery Yemelyanov.

Fuente: Vz.ru

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.