Algunas reflexiones a propósito de la Semana Mayor

Cándido Mercedes.

No disminuirnos frente a ningún tipo de poder: político, económico, social, religioso. ¡Entender que nadie es mejor que tú y tú no eres mejor que nadie!

La verdadera trascendencia del ser humano es la búsqueda y el encuentro con el otro, es la solidaridad humana. Son los valores los que cristalizan el salto de la naturaleza dialéctica del ser. No soy para nada religioso. La religión es una ideología y en tanto ideología, se reduce y en gran medida es maniqueísta. Nos establece un mundo configurado en un cuadrante o en una respuesta que no descansa en el tiempo, ni en los avances tecnológicos, económicos y culturales.

Creemos en Jesucristo, el humano, el transformador, el revolucionario, el iconoclasta. Fue tan loable y significativa su presencia en la Tierra que dividió el mundo en un antes y un después, más allá de que la humanidad atesoraba una experiencia de cientos, de miles y millones de años. Su tarea, en pocos años, fue titánica, ciclópea, iconoclasta. Generó una revolucionaria disrupción. Puso a cada quien en su lugar y despertó el epicentro político social e institucional de la época. Un hombre que rupturó el statu quo, que visibilizó para su tiempo, la composición del establishment y la conformación del poder, cosificando así el comienzo de la desmembración del poder.

Jesucristo nos dejó valores que configuran estamentos, que desbordan el marco religioso, que las iglesias se apoderarían de ellos. La solidaridad, la humildad, la sencillez, la dignidad, el honor, la verdad, la entereza, la autenticidad, el reconocimiento a los demás, la ausencia de pose, la búsqueda por el bien colectivo, constituyeron sus estandartes. Nos decía “Si quiere ser líder, primero, tiene que ser servidor”. Nos demostró, con poco tiempo en el escenario, que se puede crear la historia. Hizo posible un nuevo devenir de la historia contando con la razón, con el equilibrio, hilvanado con la pasión y la expresión de las emociones reales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.