¿ Por qué Fuerza del Pueblo lidera el voto independiente? #1

Por Juan Carlos Espinal.

Según el Dr. Leonel Fernández, Presidente de La Fuerza del Pueblo, en el mes de Mayo, más de 10 partidos de oposición se unificaran en un Bloque político.

Este Bloque social y político estaría integrado por movimientos sociales progresistas, sociedad civil organizada, medios de comunicación alternativos, Pymes, Iglesias, campesinos, empresarios, amas de casa y jóvenes.

Para los sectores productivos del país, la transformación social, política y económica de la situación de incertidumbre se ha constituido, en consecuencia, en un discurso asumido por el ambiente político y económico.

Los analistas de opinión pública han intentado definir las características más sobresalientes de este discurso.

Según los investigadores del Observatorio REDSOCIALCODI:

“…El gobierno del Presidente Abinader ha perdido la función que cumple la constitución en la época actual…”

«..La linealidad de la organización social y política del PRM frente al abordaje del Estado de Derecho carece de la racionalidad suficiente…»

«..El discurso del Presidente Abinader y su capacidad de análisis es de un carácter intuitivo…»

Los analistas de opinión del Observatorio REDSOCIALCODI hacen hincapié en los recortes sociales del Gabinete de la Presidencia.

En una investigación rigurosa, tras leer cientos de artículos y publicaciones, buscando comprender el ejercicio democrático que desde el inicio de la pandemia COVID-19 le viene desestructurada, en el que las relaciones entre los diversos elementos del Estado y de la sociedad son presentes, con frecuencia, las propuestas del gobierno del Presidente Abinader son justificaciones políticas en reeleccion.

De tal modo – en un principio – (y aunque luego puedan producirse complejos ciclos de lectura del pensamiento político actual) Los analistas políticos perciben el gobierno 2020-2024 como el oído de un estudiante de música percibe la tonalidad, de un modo borroso.

Quizá este empeño en lo auditivo sea un indicio de la característica profunda de la cultura light de nuestra época.

Las tendencias de las encuestas sociales y políticas muestran esa tendencia:

La crítica a Leonel Fernández se hace cada vez más acústica; los ataques hacia Fuerza del Pueblo más estereofónico.

Pero, además, en la actualidad, la reelección del Presidente Abinader se encuentra en un proceso de crisis económica.

Esta crisis global guarda una estrecha similitud con procesos sociales, políticos y económicos anteriores.

Prueba de ello es que proliferan las cadenas de endeudamiento interinstitucional, las altas tasas de desempleo, los telepredicadores de falsas noticias.

La imagen pública que de la democracia dominicana tiene el PRM parece convertirse en una fuente ilustradora de lo que muchas veces intenta describir el escritor dominicano Andrés L. Mateo.

¿Cómo es que ese discurso coyuntural anticorrupción que el PRM está construyendo (en la sociedad civil) y evidenciando ante la opinión pública, puede llegar a ser tomado en cuenta?

Veámoslo:

A) Si los medios de comunicación, es decir, la percepción de la sociedad política se distancia de la realidad histórica, la percepción de la realidad social actual es “fusional”, táctil.

B) Si la oposición “está del lado” de la población contra la reforma constitucional de más de 40 artículos, recorte del 50%+1, la imagen da la idea de lo que en el fondo se busca.

Es decir, “abstracción” allá en el Diálogo CES-PARTIDOS – pero sólo en imagen -.

El Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, por ejemplo, parece privilegiar la idea que tiene sobre los partidos políticos, pues, las características propias de su percepción acústica, es circular; sin perspectivas políticas precisas; con pensamientos sugestivos; emotivo más que interpretativo.

Muy divertido.

¿Cómo explicar esta misma situación que atraviesa el doctor Miguel Ceara Hatton, en términos semióticos?

Quizá, es la potenciación del aspecto de la enunciación – denominado “performance”,- es decir, la simulación lo que llega a crear un contexto de Pos Verdad de los individuos.

Tal contexto tiene que entenderse, por tanto, como una forma perceptiva de la reelección que envuelve otra manipulación y que estructura el oficialismo.

En definitiva y, en última instancia, con sofisticado sentido político.

Este también es el ambiente perceptivo del sociólogo César Pérez.

Eso es lo que se destaca en toda su importancia. (Aunque, en realidad, el Dr. César Pérez se destaca en toda su importancia).

Aunque, en verdad, el Dr. César Pérez tiene que ser considerado en un contexto básico ortodoxo, fundamental y envolvente que actúa políticamente sobre condiciones generales de honestidad, en el sentido político.

(En el próximo artículo intentaremos describir estas condiciones respecto del periodista Juan Bolívar Díaz).

La Dirección de Comunicacionesde la Presidencia, por ejemplo, apoyándose, probablemente, en la especificidad de sus conocimientos y tecnología, tiende a privilegiar la retransmisión en directo de los acontecimientos sociopolíticos, de tal manera que las emisiones en diferido no pierdan capacidad de atracción de las audiencias públicas de los Trolls de la sociedad civil.

Las ruedas de Prensa que realiza político El Ministerio Administrativo de la Presidencia va en consonancia con la unidad de análisis reeleccionista del PRM.

En el pasado reciente, la tendencia espontánea del discurso político que apoyó la figura de la “dictadura constitucional” enarbolado por el Dr. Pedro Catrain, por ejemplo, es apenas un extendido del plan de juicio político al DR. Leonel Fernández.

Ese discurso político de La Marcha Verde consistió en estar siempre en el instante de la acción mediática.

Allá en los noticieros, donde para los relacionadores publicos de las redes sociales suceden los hechos.

Y así, las cámaras de televisión de los medios de comunicación al servicio de Comunicaciónes de la Presidencia y los informadores de la estrategia de comunicación muestran los ataques al Dr. Leonel Fernández, y del mundo entero, un solo escenario.

Pero, además, han acercado a Leonel Fernández y a Fuerza del Pueblo a la población.

Lo han convertido en el protagonista de la acción.

De aquí que para sostener ese impulso básico – que proviene de su más profundo inconsciente psicológico – y para darle legitimidad simbólica a sus intereses sociales y políticos el discurso reeleccionista ha tenido que construir sus propios mitos, su particular relato.

Mito social y político que es el de su propia constitución sociológica y psicológica.

Por tanto, ¿Cuál es al Siglo 21 la verdadera historia del gobierno del PRM y de sectores de sociedad civil con vínculos empresariales y políticos en RD?

La historia del PRM pos Peña Gómez es una historia en la que la heroína actual es su propia oposición interna, que se hace visible, en todos los rincones del país.

La máxima ambición del reeleccionismo del PRM es estar en presencia simultánea en todos los medios y en todos los acontecimientos.

Aunque social y políticamente divido.

Adversando a Leonel Fernández, al que considera su oponente – oponiéndose a todo aquello que quiera oponerse a su esfuerzo de presencia y visibilidad- y, finalmente, servir como un ente que se supone ávido de poder, y en posesión del don de la ubicuidad.

Pero, en el Siglo 21 eso ya no es posible.

La historia del PRM de hoy, sobre sus orígenes, se ritualiza y se representa constantemente a través de diferentes segmentos de la programación televisiva:

En los noticieros, en las retransmisiones de radio, en los talk shows, etc.

La letanía del mito de la alianza sociedad civil-empresa como co gobierno es constante porque el PRM es siempre su propia oposición.

Muchos problemas estructurales del estado, en el Siglo 21, no existirían sin las experiencias histórico–sociales de entre 1978-1986 y 2000-2004, por ejemplo.

( Bancomercio, Banco Universal, la devaluación de la moneda, los espectáculos de quiebra masivos de 1984).

Lo que cuenta para posteridad, lo que eleva el rango de los individuos y por tanto de los acontecimientos a categoría pública, según el escritor Andrés L. Mateo, es pues, la realidad social.

Pero, la audiencia social, por su parte, destinataria suprema de los hechos parece participar en los acontecimientos que denuncia el PRM, pero su presencia allí es solo aparente.

Según el mito del PRM de Hipólito Mejía y sus asesores:

Se puede llegar a creer que el déficit fiscal acumulado entre 2003-2012 y 2012-2022 es apenas un efecto de la realidad de la actualidad y no una consecuencia estructural histórica derivada de ella.

Pero, la gente de a pies sabe que lo que dice Hipólito Mejía en el año 2022 es apenas un efecto de su propia realidad, una figura discursiva inverosimil.

El PRM es auténticamente, la presencia de este animal político, simulado en torno al discurso de su intelectualidad de sociedad civil.

Una consecuencia histórico- política de la singular enunciación de esa burguesía pro mercado de EU y de la UE que opera de facto.

Podríamos decir, entonces, que se produce en la opinión pública una colectivización subjetivizante de la crisis global del capitalismo, obviando sus causas y consecuencias, en el Estado dominicano.

En ese escenario, las huellas básicas y primarias de la crisis estructural del capitalismo dominicano 1962-2022 desaparecen hasta quedar en un segundo plano y entonces, adquieren notoriedad las marcas de la personalización individual reeleccionista.

Por otro lado, los partidos de izquierda y sectores opositores – que pretenden construir una enunciación política a partir de un sujeto que no sale de sí mismo para aproximarse al mundo real – no son sujetos de acción porque no son capaces de comprometerse con la sociedad en un curso histórico social de transformación política.

La izquierda dominicana de sociedad civil es más bien un sujeto liberal inanimado que toma el fenómeno de la globalización neoliberal como prolongación de proyección de su propio espacio.

Resumiendo:

Este es el mito-mecanismo enunciativo que justifica el bipartidismo PRM-FP?

Una estrategia bipolar que pone en marcha la reelección?

El PRM en el Siglo 21 es como tal:

1) Un enunciador cuasi invisible que muestra constantemente el mundo de su referencia para agazaparse tras él. (En eso la politóloga Rosario Espinal tiene toda la razón).

2) Un enunciatario colectivizando de facto, que personaliza la crisis sanitaria respecto del doctor Leonel Fernández y FP para tratar de convertirse en sujeto pleno de subjetividad.

3) Esa subjetividad del discurso del PRM se desparrama a la población – vía los medios de Radio y TV a sus servicios – se extiende a los hogares e invade la relación enunciativa del ser, e incluso, el mundo político referencial del PRM- con lo cual se procura una cierta apropiación subjetiva del mundo real.

La reforma constitucional es un acto lingüístico-discursivo esencial de Hipólito Mejía y Luis Abinader ante el país que puede resumirse en un simple enunciado:

“…Aquello que ustedes están observando – la crisis global – no soy yo ni nosotros, es decir, la crisis del 2003 y el déficit fiscal del 2022 no forman parte de nuestra intimidad sino mas bien del pasado…”.

El resultado de todo ello es que la oposición a la reelección del presidente Abinader se construye enunciativamente – por los medios de comunicación – y pretende apropiarse de todo lo público y lo hace personal, subjetivizando a FP y a Leonel Fernández.

Y lo hace de una forma tal que lo convierte en un instrumento simbólico de su lucha, en una prolongación de su propio espacio interior.

El gobierno del Presidente Abinader, por tanto, lleva a operar un auténtico caos social.

A la larga, el PRM tiende a cambiar el sentido de la identidad colectiva por una entidad personal (pero subjetivizada por la oposición).

Individualizada la crisis sistémica , por ejemplo, personalizada la enunciación.

Buena parte del subjetivismo intelectual del ambiente político y el individualismo dominante en los sectores empresariales que conforma la matrícula del CONEP de hoy dependen de la extensión de ese mecanismo enunciativo que hemos descrito.

Porque la programación general del gobierno del PRM y de sectores de sociedad civil tiende globalmente a ese fin.

Ese es su fundamental error histórico-político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.