¿Por qué Ucrania se dividirá?

Por Jesús Millán Alejos.

El pasado 26 de abril del año 2022, el secretario del Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia, Nikolái Pátrushev, expresó en una entrevista al diario «Rossískaya Gazeta» sobre el destino de Ucrania y su división  en varios estados, al afirmar «El resultado de la política de Occidente y del Régimen de Kiev bajo su control sólo puede ser la desintegración de Ucrania en varios Estados».

La división de Ucrania, podría parecer un tema novísimo, en razón de la Operación Militar Especial que está llevando a cabo Rusia para proteger a sus connacionales, de las huestes ultranacionalistas y fascistas que se han apoderado del Gobierno en Kiev, sin embargo es un tema de larga data y que podría remontarse a la división del Imperio Romano en el siglo IV, la formación en el siglo X del Sacro Imperio Romano Germánico y de responder a la pregunta ¿Cuáles son los límites territoriales de Occidente en Europa?

Existe una línea de fractura que divide a los pueblos cristianos occidentales y los cristianos ortodoxos, que hoy en día coincide con las actuales fronteras de países como Finlandia, Estonia, Lituania y Letonia con Rusia, sin embargo esa línea pasa por el centro de Ucrania, no convergiendo con sus linderos actuales.

Dicha situación se debe a una línea o barrera cultural, o línea de fractura civilizatoria que divide a Ucrania en dos, una parte Occidental – Oeste: de habla ucraniana y de confesión cristiana católica oriental (Uniata) y una parte Oriental –Este: de habla rusa y de creencia cristiano ortodoxa. Por lo que podemos concluir que Ucrania es o era, al menos un par de civilizaciones dentro de un mismo estado, o lo que es lo mismo Ucrania es un país escindido desde su misma configuración.

La única manera de mantener, la frágil unidad ucraniana, era salvaguardar un equilibrio interno de respeto a las diferentes culturas y regiones (idiomas y creencias religiosas), quizás a través de una federación con amplias facultades, independencias; ligado con una política exterior de no alineamiento, neutralidad o tal vez llegar a una “finlandización” de sus relaciones internacionales, para evitar la división, que a todas luces pareciera que es su destino.

Ucrania como no mantuvo ese frágil equilibrio interno y externo, por la razón que sea (que no es objeto de éste análisis), tendrá como consecuencia su irremediable división, conclusión que por supuesto, ya la sabían desde los años 90 en los círculos intelectuales y políticos de Washington, el célebre profesor Samuel Huntington (1927-2008) en su Choque de Civilizaciones estableció:

“Como decía un general ruso, ´Ucrania, o mejor, Ucrania oriental, volverá en cinco, diez o quince años¡ Ucrania Occidental puede irse al Infierno¡´. Sin embargo, una Ucrania así, irreductiblemente uniata y orientada hacia Occidente, sólo sería viable si tuviera un apoyo occidental fuerte y eficaz. A su vez, tal apoyo sólo sería probable que se produjera si las relaciones entre Occidente y Rusia se deterioraran gravemente y llegaran a parecerse a las de la guerra fría.(1)

Saque usted mismo sus conclusiones.

(1) Huntington Samuel P. Choque de Civilizaciones y la Reconfiguración del Orden Mundial. Editorial Paidós Buenos Aires. 2001. Pag 161.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.