US Open planea un estricto protocolo para realizar el torneo en plena pandemia

Con una estrategia inflexible el Abierto de Estados Unidos plenea llevar a cabo su torneo, en la que tendrá varias ordenes estrictas en junto con comitivas limitadas, desde Europa, Sudamérica y Medio Oriente hasta Nueva York. Pruebas que descarten a cualquiera que porte Coronavirus antes de emprender el viaje.

Hospedaje centralizado. Revisiones de temperatura corporal. Cero espectadores. Menos jueces en la cancha. Vestuarios cerrados en los días de práctica.

Todos éstos figuran entre los escenarios que se contemplan para la edición 2020 del US Open (en caso de que éste pueda realizarse) en medio de la pandemia de Coronavirus. Las opciones fueron descritas a la prensa por una prominente ejecutiva de este torneo del Grand Slam.

La entrevistada Stacey Allaster, directora general de la Federación de Tenis de Estados Unidos, añadió que si la junta de la Federación decide efectivamente seguir adelante con el torneo, ella espera que se lleve a cabo en su sede y fechas habituales. Los partidos del cuadro principal comenzarían el 31 de agosto.

Un anuncio podría surgir de “mediados a finales de junio”, calculó Allaster.

Todas las competencias oficiales de la ATP, la WTA y la Federación Internacional de Tenis (ITF) están suspendidas desde marzo. La actividad no se reanudará sino a finales de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.