¿Por qué recesión provocada?

Franklin Almeyda Rancier

EEUU provoca una recesión para salvar el dólar, su principal producto o mercancía; se evidencia en el manejo de la Reserva Federal de EE.UU (FED) a la inflación. Busca fortalecer el dólar subiendo las tasas de intereses a sabiendas de que induce a la baja de la producción. Para el mundo desata un huracán.

Un huracán económico debilita los gobiernos. El economista Julio Ortega Tous (“Inflación internacional y recesión inducida”, Acento 04-11-2022) se pregunta: “¿Para combatir la creciente inflación en EEUU era necesario inducir a una recesión tan amplia como se prevé?”

La inflación se combate retirando circulante de la masa monetaria, para lograrlo se disponen de varias medidas siendo la más relevante aumentar las tasas de intereses. La FED en EEUU elevó las tasas de 2,50% a 3,25%, para 75 puntos de aumento en septiembre pasado. El presidente de la FED, Jerome Powell, refirió que a final de año podría llevarse la tasa de referencia a 4,5% iniciándose el primer trimestre de 2023.

El 6 de octubre se informa que “El FMI rebaja las previsiones de crecimiento mundiales y alerta del riesgo de recesión”. Días antes, el 15 de septiembre, el Banco Mundial advirtió: “El riesgo de una recesión mundial en 2023 aumenta en medio de alzas simultáneas de las tasas de interés”. Agrega: “Cuando los bancos centrales de todo el mundo aumentan simultáneamente las tasas de interés para responder a la inflación, el mundo podría estar avanzando poco a poco hacia una recesión mundial en 2023 y una serie de crisis financiera en los mercados emergentes y las economías en desarrollo que les podrían causar daños duraderos…”

El Banco Mundial recomienda: “Las políticas deberían apuntar a generar inversiones adicionales y mejorar la productividad y la asignación de capital, que son fundamentales para el crecimiento y la reducción de la pobreza”. Es claro, propone aumentar la productividad y mayor oferta de mercancías para bajar la inflación.

Sin dudas, la Reserva Federal (FED) estadounidense ante el dilema de salvar el dólar o crear un huracán económico mundial, prefiere éste último. El dólar es su principal mercancía, su costo es imprimirlo y basta con estar respaldado por su PIB; no puede perder su fortaleza porque la pierde EEUU. Se evita su caída retirando dólar circulante de la masa monetaria, a sabiendas de inducir una recesión mundial que afectaría como huracán el crecimiento económico mundial.

Lo dice el economista Julio Ortega Tous, citado, el “Banco Central de los EEUU está apostando a una recesión general para parar y reducir a niveles ‘aceptables’ la inflación desbordada ya a más de 8%, la más alta en los últimos 40 años”.

Agréguele amigo Ortega Tous que EEUU fortalece el dólar, como su mejor oferta productiva ante el mercado mundial, y está por verse si baja su inflación. Es que el dólar no es solo una moneda predominante en el sistema financiero mundial, es sobre todo una mercancía barata de producir y es fuerte por haber sido adoptada oficialmente por el mercado mundial (Acuerdos Bretton Wood, 1944 en Nueva Hampshire, EEUU, se fundaron FMI y Banco Mundial).

El país no puede ser arrastrado a ese huracán, una recesión provocada el Banco Central dominicano debe evitarla bajando las tasas de interés para estimular la productividad y el crecimiento económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.